El juego aéreo en el arquero de fútbol


El juego aéreo es uno de los aspectos donde más diferencia puede hacer un arquero respecto a sus competidores. Un arquero que sabe manejar el área hoy en día es fundamental y los detalles técnicos son importantes para hacerlo de manera correcta.

Nuestra posición inicial y el cálculo del recorrido de la pelota dependerán de muchos factores, entre ellos el lado desde donde parte el centro, si el mismo es cerrado o abierto, el ángulo y distancia desde el que se ejecuta, la posición de los compañeros e incluso factores meteorológicos como el viento. Sin embargo hablaremos de algunos aspectos generales de la técnica en este tipo de jugadas.

Es fundamental no adelantarse ni adivinar la jugada. Una vez que el rival patea, calculamos la trayectoria y avisamos a nuestros compañeros que saldremos a buscar la pelota. Debemos calcular el punto más alto en el que nos podamos hacer con ella, llegando al momento del encuentro de la pelota con fuerza, saltando hacia arriba y hacia adelante, sin llegar antes. De esta forma, ante un eventual choque nosotros llegaremos con más fuerza que el rival.

Básicamente tenemos dos tipos de centros; frontales y laterales. A su vez, si los centros llegan desde el costado pueden ir al primer palo, al centro del arco o al segundo palo.

Si el centro es frontal, no hay muchos secretos. Nos desplazamos frontalmente hacia la pelota. Si el centro es lateral y cae en el primer palo, nos desplazaremos frontalmente hacia la pelota. Si cae en el centro del arco, lo mismo (pudiendo lateralizar si el centro viene desde línea de fondo, por ejemplo en un córner). Si el centro cae al segundo palo, debemos desplazarnos cruzando el paso, nunca corriendo de espaldas, ya que nos quita fuerza, visión y nos impedirá saltar correctamente.

Para saltar, la regla dice que si el centro viene desde la izquierda, nos impulsamos con la pierna izquierda y nos protegemos con la pierna derecha, y viceversa. Si el centro es frontal, si vamos hacia la derecha, nos impulsamos con la izquierda y nos protegemos con la derecha, y viceversa. ¿Cómo nos protegemos? Con la rodilla levantada a aproximadamente 90º, siempre a modo de protección y no de forma ofensiva contra el rival. Eso, además, nos dará equilibrio en el salto.

Una vez que tomamos la pelota, es importante llevarlo al pecho para protegerlo. Para ello cerramos los codos, a fin de evitar choques con los rivales o compañeros que puedan hacer que se nos escape la pelota.

Entonces:

– Calculamos la trayectoria de la pelota una vez que el rival ejecuta, sin intentar adivinar ni anticiparnos a la jugada.

– Gritamos para avisar a nuestros compañeros que vamos a salir.

– Si la pelota va al segundo palo, cruzamos el paso, no corremos hacia atrás.

– Llegamos a la pelota en el momento justo, ni antes ni después, para llegar con la fuerza y el impulso necesario.

– Saltamos en el momento indicado, para que la pelota no nos encuentre cayendo en el salto. Lo hacemos con los brazos estirados.

– Saltamos con una rodilla levantada para protegernos y equilibrarnos.

– Guardamos la pelota en el pecho, con los codos cerrados para evitar choques.

 juego-aereo-1

En estas imágenes vemos el paso a paso de un salto con desplazamiento frontal, visto de costado y de frente. Siempre comenzamos en posición básica y atendemos particularmente a: 1- no debemos perder de vista la trayectoria del balón. 2- Levantamos la rodilla en el salto. 3- Tomamos la pelota estirados, en el punto más alto al que podamos llegar. 4- Guardamos la pelota en el pecho, con los codos cerrados.

juego-aereo-2

Aquí vemos un paso a paso de lo que sería un centro al segundo palo. Atendemos a dos cosas en este caso puntual: en el punto 1- vemos cómo debemos correr, no hacia atrás sino cruzando el paso. En 2- vemos que, si vamos hacia nuestra derecha, levantamos esa rodilla.

Como siempre decimos, puede salir mal. Si calculamos mal la trayectoria del balón, nos reubicamos, volviendo al arco. Que el posible impacto del rival no nos encuentre caminando sino en la posición básica.

En este aspecto, como en todos en el arco, es importante la práctica. Probar y probar hasta sentirnos seguros y no cometer errores en el partido. Salir de la zona de confort en los entrenamientos, correr el riesgo para, en el momento del juego poder hacerlo de la mejor manera.

Nos encontramos en el próximo artículo. Para seguir nuestras novedades suscribite al Newsletter o seguinos en nuestra fanpage.

Sobre el autor

Cesar Gaczynsky
Cesar Gaczynsky
Fundador y Director del CEAF
Arquero profesional